lunes, 21 de abril de 2008

Tipos de Dinosaurios Teoria de la Extincion de los Dinosaurios

Tipos de Dinosaurios Teoria de la Extincion de los Dinosaurios

1 comentario:

Cristina Laxague dijo...

Viaje a la prehistoria en un laberinto de dinosaurios
Paseo didáctico. Desde el 30 de mayo en la rural del Prado


Son gigantes, se mueven, emiten sonidos inquietantes y no se los veía desde hace 85 millones de años. A partir del 30 de mayo podrán ser admirados en la Rural del Prado. Y como las visitas de dinosaurios son largas se quedan hasta el 30 de julio.

La exposición recibió 600.000 visitantes cuando estuvo en la Rural de Palermo, Buenos Aires. El año anterior en Santiago de Chile el éxito había sido también arrollador. Y ahora llega a Montevideo.

Los pabellones 1 y 2 de la Rural del Prado comenzaron a ser acondicionados. Sobre una superficie de 4.000 metros cuadrados se extenderá el escenario: un intrincado laberinto con rocas, árboles, gigantescos nidos de aves y huesos de animales prehistóricos.

Aunque no hay dudas de que las estrellas de la exposición son los impresionantes saurios animados, la muestra apuesta al ambiente. "La idea es que se vea como un viaje a los tiempos prehistóricos, donde el paisaje sea el de esa era y lo que vea el espectador sea lo que existía en ese momento", explicó Graciela De León, de la compañía productora que trae la exposición a Uruguay.

En rigor, se trata de un paseo didáctico que encarna el nuevo concepto de educación a través del entretenimiento. En esa medida la muestra está principalmente orientada a escolares y liceales, aunque también diseñada para atraer al público adulto.

Los asistentes a la exposición podrán contar con visitas guiadas. "Pero la idea es que si el visitante quiere recorrer solo el lugar puede hacerlo y pararse a consultar con el guía que encuentre en el sector", indicó De León. En medio de la exuberante escena prehistórica, habrá placas con textos explicativos acerca de, por ejemplo, la forma en que se alimentaban los distintos tipos de saurios, las características de la vegetación y las principales teorías sobre la extinción de las especies.

Pero seguramente, todas las miradas irán a parar a los dinosaurios. No es para menos si en un recodo del laberinto asoma un Tiranosaurio Rex, con los ojos inyectados en sangre y sus fauces de par en par, de unos seis metros de altura por 13 metros de largo. El depredador más temible, aunque no el único, entre los saurios.

Estos ejemplares son en realidad enormes robots que cumplen dos funciones básicas: realizar algunos movimientos similares a los de las bestias que representan y emitir sonidos.

La veintena de dinosaurios "animatronics" reproducen, además del Rex en versión adulto, joven y bebé, al Triceratops, Ankylosaurio, Allosaurio, Braquiosaurio, Paquicefalosaurio, también en versión adulta y bebé, entre otras de las especies de estos antiguos dueños de la Tierra.

El mundo jurásico artificial también recrea peleas por la supervivencia, donde el velociraptor que Steven Spielberg hizo famoso en su saga cinematográfica acaba de ganarle a un iguanodonte.

Habrá equipamiento básico -mameluco, casco y una pala- para paleontólogos aficionados que quieran hacer su propio hallazgo de restos, con huesos ocultos bajo la arena. También será posible sacarse una foto junto al T-Rex como recuerdo de la visita.

La muestra estará abierta todo el mes de junio y se extenderá hasta julio para abarcar las vacaciones de invierno.

Tecnología de punta y entretenimiento animado

El largo periplo de los dinosaurios-robots se inició en México, donde una compañía comenzó a fabricar estas piezas a escala real según los más recientes estudios paleontológicos. La exposición ya ha recorrido Ecuador, Perú, Brasil, Chile y más recientemente Argentina. El tremendo realismo logrado por los creadores de Dinosaurios Animatronics es una mezcla de mecánica y tecnología de punta. Los ejemplares están construidos a partir de esqueletos de acero, revestidos de un poliuretano elástico que reproduce al detalle la piel de los grandes reptiles. Están provistos de un microprocesador electrónico y son movidos mediante un sistema neumático. Las actividades de los dinosaurio pueden ser controladas desde una consola, que incluso los visitantes podrán manipular para hacer mover al T-Rex, por ejemplo, a su antojo. Algunos ejemplares pueden llegar a realizar hasta 28 movimientos distintos. Los 17 ejemplares que llegaron en grandes contenedores ya comenzaron a ser armados en su futuro hábitat. Si bien los grandes saurios reproducen, principalmente, a tipos que habitaron en América del Norte, también hay especies fósiles recogidas en distintos puntos de América del Sur, pertenecientes al mismo período prehistórico. El equipo de organizadores de la muestra procura también que el paisaje sea totalmente realista, con la reproducción de zonas de mayor vegetación, y zonas más desérticas, o más rocosas. En cada tramo del recorrido hay textos explicativos, que complementan la información de los guías.